Seguidores

miércoles, 10 de agosto de 2011

Instante 1


Volvía de la universidad a casa, tras un muy estresante día seguida de los fantasmas del pasado, y mi cuerpo me pedía una tregua. así que me puse los cascos y con la música más estrepitosa llenándome por dentro, rodeé la plaza central para dejarme llevar a ningún lado.
Decidí desconectarme de mi cuerpo y dejar que mis pies guiaran mi destino.
Quizá fuera el agotamiento mental o el impulso del pasado cotidiano pero, de pronto, me encontré estática ante la puerta de aquel bar, el Molly Malone.
Rememoré sin quererlo cada segundo en aquel lugar, cada suspiro, cada risa, cada mentira, cada beso y cada despedida..
No sé bien cuánto tiempo pude estar frente a esa puerta, pero recuerdo que la sombra que me seguía se hizo más larga..

No hay comentarios: