Seguidores

domingo, 13 de noviembre de 2011

Instante 38



¿Sabes? Una de las cosas más graciosas de ser mujer es que nos matamos de hambre para tener buen aspecto para así poder joder a nuestras amigas, claro, pero también para gustar a los hombres, y ..
Sí, es verdad. Claro que es verdad. Y funciona.
Gustamos a los hombres cuando estamos delgadas. Pero, ¿adivinas cuál es la recompensa?
¿Sabes qué pasa cuando todo funciona y conseguimos a nuestro tan ansiado hombre?
Nos invita a cenar.
Es todo una farsa.
La vida de una mujer se convierte en una larga dieta con el único objetivos de que le ofrezcan cenas que ni siquiera se atreve a comer.

No hay comentarios: